Los modelos de ficción transmedia

¡Buenos días queridos lectores!

En esta nueva entrada, vamos a profundizar un poco en el concepto de la entrada anterior para hablar de una diferenciación que algunos autores ya ponen de relieve: los modelos de ficción transmedia.

Dado lo visto hasta ahora, la idea de narrativa transmedia está clara: una historia que parte de un medio origen (película, serie, cómic, novela, etc.) y de ahí se transfiere a otros medios que ampliarán la narrativa, como puedan ser videojuegos, blogs, plataformas online, juegos de mesa, foros, web series, vídeos parodiados en youtube, festivales de fans, etc. ¿Hasta aquí, todo claro, no?

Sin embargo, aunque partimos de esta misma idea de transmedialidad, existen dos modelos diferenciados de los que autores como Andrea Phillipps indican algunos matices de ese proceso de despliegue multiplataforma: el modelo costa oeste y el modelo costa este.

eastwestsoccerfans1

Cuando hablamos del modelo costa oeste hablamos de lo que sería la perspectiva más tradicional del discurso transmedia, ya que se trata de los inicios del universo transmedia. En este modelo la creación del contenido parte de un foco principal (película, serie, novela, cómic, etc.) y a partir de él surgen otros contenidos satélite que dependen de este primero para completarse entre ellos como unidad hipertextual que posee coherencia y sentido propio. Luego, en este modelo no hablamos tan concretamente de contenido nuevo que aportar a la historia original, sino más bien contenido que amplía, completa o recontextualiza al contenido origen de la historia.

Dentro de este modelo entraría la mayoría de ejemplos de narrativas transmedia más famosas, pues como ya hemos mencionado, hablamos de un modelo que mantiene una perspectiva más clásica y más conservadora, por lo que aquí englobaríamos a los clásicos de Star Wars, El Señor de los Anillos o Harry Potter.

 Sin embargo, a la hora de integrar una historia en un proceso transmedia, donde esta se expande por los rincones más recónditos de la red, los derechos de autor son un punto importante de inflexión a la hora de este proceso de expansión, pues no todos los papás y mamás de estas historias están dispuestos a dejar a sus hijos en manos de un desconocido.

Y es en esta tesitura donde entra, principalmente, lo que marca algunas diferencias entre los procesos de crecimiento y expansión de unas y otras historias. Dos ejemplos claros de esto son Star Trek y Harry Potter, dos ejemplos que podríamos decir que son casi la antítesis dentro del modelo oeste.

2230923

Star Trek (Viaje a las estrellas), una serie de televisión iniciada a mediados de los 60 que a raíz de su enorme éxito se ha expandido a otros ámbitos como videojuegos, juegos de rol,  novelas, y contenido en Internet creado por los fans. La fiebre fa llego hasta tal punto que el propio Gene Roddenberry, creador y productor de la serie, creó el término trekkier para hacer referencia a los fan de la serie, término que además ha sido admitido por el Diccionario Oxford. 

La serie Star Trek es uno de los casos más antiguos en cuanto a orígenes y, sin embargo, uno de los que mejor se ha adaptado a la nueva realidad social media dando vía libre a su comunidad de fans para aportar nuevo contenido a través de Internet que, sin duda alguna, ha enriquecido su historia partiendo de esa potencialidad creativa de los fans.

Sin embargo, esta perspectiva queda algo más lejos para casos como la marca Harry Potter, que 20 años más tarde de su nacimiento, sus autores continúan manteniendo ciertos límites entre la producción originaria de su autora J. K. Rowling y su numerosa comunidad de fans.

Otro caso de este modelo, es la serie Dexter para la que se creó una serie de wbisodios animados llamada Dexter: Early cuts  como contenido complementario al de la serie que relataban algunos trozos del pasado de Dexter anterior a la serie televisiva.

 Y luego, por otro lado, tenemos el modelo este, algo más contemporáneo al anterior. Este nuevo modelo se configura en el nuevo contexto de las redes sociales, lo que implica que, aun siguiendo la dinámica de transmedialidad inicialmente definida, reconoce e integra más fácilmente el nuevo terreno del universo transmedia. ¿Y cuál es éste? Un contexto donde imperan las interacciones entre historia- consumidor y que alimenta la necesidad de los fans en calidad de los ya mencionados prosumidores para explorar su creatividad en cuanto a la historia como una forma de activar y renovar su narrativa.

De esta forma, series como Lost  o El Ministerio del Tiempo  han dado carta blanca a su fandom, proporcionándoles un espacio interactivo donde contribuir tanto a la construcción como a la ampliación de la historia, hasta el punto de que la serie tuvo algunos problemas para poder concluirse.

1454505710

lost-skimo

 

 

 

 

 

Como podemos observar, en esencia en ambos modelos hablamos de lo mismo: Narrativas Transmedia que, a través de su etapa de merchandising clave, para construirse y redefinirse constantemente. Sin embargo podemos apreciar como el segundo modelo concibe al prosumidor como la pieza esencial ante la nueva realidad del mundo narrativo donde el papel del autor y el lector desaparecen para reencontrarse en uno mismo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s