Quantum Break, la nueva realidad de los videojuegos.

¡Hola de nuevo queridos lectores!

Hoy os traemos uno de los ejemplos de Ficción transmedia más candentes que quizá mucho de vosotros, aficionados a los videojuegos estuvieseis esperando con impaciencia: Quantum Break

Hasta ahora, los videojuegos siempre habían sido relegados a un plano lineal, donde, al igual que en otras industrias audiovisuales como el cine, sus historias partían desde un principio y un final, marcando, dentro de una interactividad limitada para el usuario, el camino que este debería recorrer para “pasarse el juego” , creando su mapa de estrategias y movimientos establecidos en cada nivel.

Pero ahora,  esa idea lineal y previsible de los videojuegos empieza a tomar otro rumbo. El pasado 5 de abril de este mismo año, la compañía finlandesa Remedy Entertainment Ltd., creadora de las sagas de videojuego  Max Payne y Alan Wake, lanzó el videojuego Quanum Break. El juego fue lanzado para Xbox y PC Se trata de una auténtica producción transmedia que crea un vínculo entre el contenido y el orden de la historia del jugador con el contenido y el orden de la serie de esa misma historia representada virtualmente. Es decir, que todo aquello que el jugador hace en el juego tiene, como toda acción, una consecuencia.

 

 

Quantum Break  cuenta una historia de aventuras y acción ubicada en la universidad de Riverport, en los EEU donde se hace un experimento para viajar en el tiempo fallido. De tal fallo, surgenlos poderes sobrenaturales de sus tres personajes principales: Jack Joyce, Beth Wilder y Paul Serene. Los tres se enfrentan desde sus distintos intereses y las decisiones de cada uno serán determinantes para el desarrollo de la historia. Esa cadena causa-efecto se ve luego trasladada a la representación audiovisual que, según la combinación concreta causa-efecto, se va montando el puzzle de esos capítulos ya rodados en los que aparecen actores de la talla de Shwan Ashmore, Aidan Gillen y Dominic Monaghan.

Se trata, en definitiva, de ese nuevo camino que empieza a abrirse con las nuevas tecnologías y, con ello, la transmedialidad que no solo contribuye a una nueva forma de consumir la información sino también de producirla, con construcciones de tramas y personajes mucho más complejas que han de adecuarse a los entresijos de la subjetividad propia del usuario. Quantum Break es solo la primera prueba viviente de la realidad tecnológica, lúdica y comunicativa de nuestro tiempo.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s